Buscar en este blog

lunes, 29 de mayo de 2017

Rusia mostrará su poderío en China con avión supersónico Tu-22M3



Rusia se medirá en tecnología aeronáutica ante EE.UU. cuando presente su nuevo Tu-22M3 en una feria de aviación en China.

En la competición internacional de aviación militar Aviadarts-2017, que se celebrará en agosto próximo en China, se espera que Moscú vuelva a dominar el espacio como lo hecho en sus anteriores entregas, según el medio chino Huanqiu Shibao.

Las últimas ediciones de Aviadarts, conocido por los expertos como ‘los juegos olímpicos bélicos’, Rusia ha enviado sus mejores arsenales y, en esta ocasión, se baraja que hará acto de presencia el bombardero supersónico de ataque marítimo y largo alcance Tu-22M3, de acuerdo con el rotativo.

Del mismo modo, el diario señala que el poderío militar de Rusia se debe a que desarrolla exitosamente las ramas en las que tradicionalmente ha sido fuerte. En particular, los tanques y la aviación.

Como ejemplo, el periódico chino cita al novedoso carro de combate T-14, desarrollado sobre la plataforma de Armata, el cazabombardero de quinta generación T-50 (PAK-FA) o los bombarderos estratégicos Tu-22M3 y Tu-160.

Los mencionados bombarderos son considerados precisamente por el medio chino como "el as bajo la manga de la triada nuclear estratégica" de los rusos.



Casi es un hecho que en esta edición de los Adviadarts se podrá contemplar de cerca otros dos componentes del arsenal atómico de Rusia: los misiles balísticos intercontinentales Topol-M y Yars, prácticamente imperceptibles para los satélites estadounidenses de reconocimiento, así como los submarinos nucleares estratégicos de clase Boréi, que son superiores a sus homólogos norteamericanos en varios aspectos.

La nueva versión del Tu-22M3, que se espera en el Aviadarts-2017, cuenta con un peso máximo de despegue de más de 124 toneladas y una autonomía de vuelo de 7000 kilómetros a velocidades que alcanzan el Mach 5. Además, es capaz de impactar objetivos que se encuentran a 1000 kilómetros de distancia con sus misiles X-32.

Estos bombarderos estratégicos de largo alcance rusos han operado en Siria en contra de las posiciones del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), en operaciones desarrolladas en respuesta de la invitación del presidente sirio, Bashar al-Asad a Rusia para luchar contra el terrorismo.

Medida recíproca: aeronaves y buques chinos zarparán hacia EEUU



China responde a las operaciones que realiza Washington en el disputado mar de la China Meridional y enviará aviones y buques a territorios de Estados Unidos.

Así lo anunció el sábado el diario chino Global Times en un informe, donde precisa que Pekín pronto desplegará buques y aeronaves a los territorios estadounidenses en respuesta a las operaciones denominadas “Libertad de navegación” que realiza el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) en los territorios que China asegura son suyos.

Como Estados Unidos insiste en llevar a cabo las referidas operaciones, entonces, China tiene el derecho a tomar medidas recíprocas al respecto, indica el reporte.

El diario chino se refiere a dos recientes actividades de EE.UU. en el mar de la China Meridional. El pasado miércoles, China interceptó un avión de patrullaje estadounidense que había iniciado actividades de reconocimiento en el espacio aéreo del sureste de Hong Kong. Ese mismo día, el buque de guerra estadounidense Dewey navegó cerca del arrecife de coral Mischief de las islas Spratly, ubicadas en aguas territoriales de dicho mar reclamadas por Pekín y otros cinco países.

En este contexto, Global Times sostiene que estos dos actos provocativos ponen de manifiesto que la Armada estadounidense no actúa conforme a lo establecido en el marco del derecho internacional. 



China reclama la mayor parte del mar de la China Meridional, incluidas las zonas cercanas a las costas de muchos países del sudeste de Asia y, en particular, reivindica su soberanía sobre las islas artificiales que ha construido en ese mar.

No se trata de la primera vez que Washington desplaza sus naves en estas aguas. En febrero, el portaviones estadounidense de clase USS Nimitz, Carl Vinson, acompañado por el destructor Wayne E. Meyer, entre otros buques, navegó por el disputado mar como parte de nuevas operaciones de patrullaje en esta región.

Por su parte, el Gobierno chino ha rechazado en múltiples ocasiones esos constantes patrullajes estadounidenses y los considera en contra de su soberanía.

Portaviones de EEUU son obsoletos y no responderían a ataques


Los portaviones de EE.UU. son tan obsoletos que caerían en los primeros días de combate ante naves similares del enemigo, según un experto en armas.

Así se desprende de las declaraciones de Jerry Hendrix, director del Programa de Estrategias y Evaluaciones de Defensa del Centro para una Nueva Seguridad Americana, durante una entrevista con el portal estadounidense The National Interest, cuyo contenido se ha publicado este domingo.

La Marina estadounidense, según Hendrix, está convencida de que sus portaviones no jugarán ningún papel primordial incluso en los primeros días de un enfrentamiento bélico, entonces, el estratega militar ve injustificable el gasto de 13.000 millones de dólares en la fabricación de portaviones clase Ford, que están destinados a reemplazar a algunas de las actuales naves de clase Nimitz de la Armada estadounidense.

“Si estos portaviones no son capaces de cumplir con su misión letal de ataque contra el enemigo ¿por qué estamos pagando 13.000 millones de dólares por ellos?”, se pregunta el capitán retirado de la Armada norteamericana.

Por tanto, dice que lo más lógico sería olvidarse de la construcción de los portaaviones clase Ford y recomienda volver a centrarse en mejorar la capacidades de los de clase Nimitz por ser mucho menos costosos.

En este punto, explicó que el USS George H.W. Bush, el último y más caro portaaviones construido de la clase Nimitz, ha costado la mitad que el futuro USS Gerald R. Ford.

Si estos portaviones no son capaces de cumplir con su misión letal de ataque contra el enemigo ¿por qué estamos pagando 13.000 millones de dólares por ellos?”, se pregunta Jerry Hendrix, director del Programa de Estrategias y Evaluaciones de Defensa del Centro para una Nueva Seguridad Americana.

En otra parte de su entrevista, Hendrix señala que los aviones de combate Lockheed Martin F-35 Lightning II tampoco serían muy útiles en caso de que se produjera una contienda marina, pues su radio de alcance es reducido y no cuenta con suficiente autonomía de vuelo, por lo que se verían obligados a volver rápidamente a sus bases.

“La Armada debe desarrollar un nuevo avión de combate de largo alcance y no tripulado que pueda contrarrestar las amenazas emergentes, de lo contrario, ¿qué sentido tiene gastar el presupuesto en algo nada efectivo?”, cuestiona el experto en Defensa.

Algunos analistas aseguran que la Armada estadounidense por temor a que el F-35 no de la talla en una contienda marina, no solo está pensando en desarrollar un avión de ataque no tripulado, sino también baraja la posibilidad de poner al servicio de la Marina las aeronaves F/A-18, más conocidas como Super Hornet.

EEUU sufriría ‘pérdidas catastróficas’ en una posible gran guerra



Estados Unidos podría enfrentar ‘pérdidas catastróficas’ en caso de un conflicto con un enemigo tecnológicamente avanzado como Rusia o China.

Así lo indicó la agencia rusa de noticias RIA Novosti en un informe publicado el sábado citando a funcionarios estadounidenses quienes admitieron que el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) no tiene la capacidad de defenderse en caso de una gran guerra.

“En condiciones de guerra con un enemigo que posee armas de largo alcance y de alta precisión, los grandes almacenes, convoyes de transporte, equipos y mano de obra (de EE.UU.) se convertirían en un objetivo fácil y atractivo para la destrucción”, afirma Ilya Plekhanov, periodista militar de RIA Novosti.

En este contexto, señala que, a principios del mes en curso, el jefe del Comando de Transporte estadounidense, el general Darren McDew, anunció ante el Comité de Servicios Armados del Senado, que Estados Unidos no tiene suficientes barcos, aviones de reabastecimiento aéreo para transportar grandes cantidades de equipo, suministros y personal militar en caso de un conflicto a gran escala.

El informe también señala que, respecto al reabastecimiento naval, John McCain, presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara Alta de EE.UU, se quejó en la misma audiencia de Plekhanov, que Estados Unidos no cuente con los diez barcos necesarios para transportar hacia el frente a dos brigadas de combate, una capacidad que requiere la actual doctrina militar estadounidense.

Ante tales incapacidades, añade el texto, McDew enfatizó que esta situación hace que el Comando de Transporte de EE.UU. (USTRANSCOM, en inglés) sea “claramente vulnerable” a la nora de sortear un conflicto.

En condiciones de guerra con un enemigo que posee armas de largo alcance y de alta precisión, los grandes almacenes, convoyes de transporte, equipos y mano de obra (de EE.UU.) se convertirían en un objetivo fácil y atractivo para la destrucción”, afirma Ilya Plekhanov, periodista militar de RIA Novosti.



Según el informe, los expertos del Pentágono están buscando medidas para resolver este problema y encontrar soluciones para mejorar la logística, entre ellas, proponen la automatización "inteligente" del consumo de electricidad por parte de las fuerzas militares estadounidenses en el frente.

Sin embargo, prosigue, el problema radica en que los propios estadounidenses dicen que en caso de un conflicto con Rusia, los medios de guerra electrónicos de los rusos son capaces de golpear los canales de comunicación lo cual deja todos los planes "sin sentido".

Francia admite tener ‘fuerzas especiales’ en Siria



Francia admitió que tiene desplegados a miembros de las fuerzas especiales en Siria para ‘combatir a los terroristas’.

“Tenemos fuerzas especiales que realizan operaciones específicas” en Siria, afirmó la ministra gala de Defensa, Sylvie Goulard, en una entrevista concedida el viernes a Europa 1 Radio.

De igual modo, reiteró que Francia forma parte de la coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), liderada por Estados Unidos, y por ende ha mandado a Siria aviones de combate, asesores militares y artillería.

Estas declaraciones contradicen lo enunciado por el nuevo ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, quien subrayó que la solución de la crisis siria no puede ser exclusivamente militar, sino que ha de ser política.

Tenemos fuerzas especiales que realizan operaciones específicas” en Siria, afirmó la ministra gala de Defensa, Sylvie Goulard

Mencionó también las operaciones de la llamada coalición contra Daesh en la ciudad norteña de Al-Raqa. “La idea, incluso para los estadounidenses, es más bien intensificar el sistema actual”, destacó la ministra francesa.

A pesar de las críticas de Damasco contra esas operaciones por su ineficacia, Goulard calificó de una “prioridad” la presencia de París en la lucha contra los extremistas, para luego tachar de “completamente ilógico que las fuerzas francesas no participen”, teniendo en cuenta los atentados terroristas que azotaron el año pasado el país galo.

No obstante, aseguró que Francia no tiene actualmente intenciones de enviar más tropas terrestres, mientras Estados Unidos ha desplegado 900 asesores militares y soldados de las fuerzas especiales en el norte de Siria.

FUENTE: http://www.hispantv.com/noticias/francia/342789/siria-fuerzas-especiales-terroristas-coalicion-eeuu

EEUU advierte de una ‘guerra catastrófica’ contra Corea del Norte



El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, advierte de ‘una guerra catastrófica’ contra Corea del Norte si las tensiones se acrecientan con este ritmo.

“La conclusión es que sería una guerra catastrófica, si esto se convierte en un combate y si no somos capaces de resolver esta situación por medios diplomáticos”, así ha enfatizado este domingo el titular de Defensa de EE.UU., James Mattis, en una entrevista con CBS News.

Y desde luego, ha resaltado el jefe del Pentágono, un conflicto con Pyongyang, “sería probablemente el peor tipo de guerra en la vida de la mayoría de las personas”.

Tras reconocer el alto poderío militar de Corea del Norte, Mattis ha considerado que ese país asiático es una amenaza para toda la región, incluyendo Japón, China y Rusia; y ha apuntado que también es “una amenaza directa a EE.UU.”.

“Consideramos que es una amenaza directa, incluso hoy, la amenaza de Corea del Norte”, ha reiterado al tiempo que ha evitado poner una fecha y “una línea de tiempo” para esta amenaza específica.

La conclusión es que sería una guerra catastrófica, si esto se convierte en un combate y si no somos capaces de resolver esta situación por medios diplomáticos”, enfatiza el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis.



A este respecto, ha añadido que “en este momento, de lo que sabemos, prefiero guardar silencio porque realmente podemos saber algunas cosas que los norcoreanos ni siquiera lo saben”.

De acuerdo con Mattis, los norcoreanos han sido muy claros en su retórica y por tanto no se puede esperar hasta que tengan un misil balístico intercontinental con un arma nuclear para decir que ahora se ha manifestado completamente.

En los últimos meses, el Gobierno de Washington ha lanzado reiteradas amenazas contra Pyongyang con el fin de detener el avance de este país en el sector nuclear y misilístico.

En tanto, Pyongyang sostiene que su escalada militar responde a las amenazas militares de Estados Unidos, al que acusa de llevar a la península “al borde de la guerra nuclear”.

El pasado viernes, Corea del Norte advirtió de que el país norteamericano quedará reducido a cenizas si se osa atacar el territorio norcoreano; semanas después de que advirtiera de que un eventual enfrentamiento militar entre ambas partes dejaría cientos de millones de muertos en el país norteamericano.

Scud norcoreano hace temblar a Washington, Seúl y Tokio



Corea del Norte ha hecho este lunes otro lanzamiento de misil lo que ha provocado la ira de Corea del Sur, Japón y Estados Unidos.

El Estado Mayor Conjunto del Ejército de Corea del Sur ha afirmado este lunes que el último misil lanzado por Pyongyang cubrió una distancia de 450 kilómetros y “se estima que era de tipo Scud”.

El Comando del Pacífico de EE.UU. (USPACOM, por sus siglas en inglés) ha confirmado el lanzamiento del misil balístico y enfatiza que Washington está comprometido a garantizar la seguridad de sus aliados en Corea del Sur y Japón ante tales actos de Pyongyang.

Ha señalado también que el misil de corto alcance, lanzado desde la ciudad costera Wonsan (este de Corea del Norte), fue rastreado durante seis minutos hasta que aterrizó en el mar de Japón (mar del Este).

“Seguimos monitoreando de cerca las acciones de Corea del Norte”, ha aseverado el organismo norteamericano a través de un comunicado, donde precisa que el lanzamiento no ha sido considerado una amenaza para el territorio estadounidense.

Para contener a Corea del Norte, emprenderemos junto con EE.UU. pasos concretos, además cooperaremos con la comunidad internacional y haremos lo posible para garantizar la seguridad del pueblo”, dice el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Tras enterarse del test norcoreano, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha declarado que Tokio actuará junto con Washington contra el desarrollo de programa nuclear y de misiles de Corea del Norte.

“Para contener a Corea del Norte, emprenderemos junto con EE.UU. pasos concretos, además cooperaremos con la comunidad internacional y haremos lo posible para garantizar la seguridad del pueblo”, ha dicho Abe además de considerar inaceptable que Pyongyang siga sus “provocaciones” sin prestar atención a las advertencias internacionales.

Por otro lado, el primer secretario del gabinete ministerial de Japón, Yoshihide Suga, ha confirmado que el misil ha caído en la zona económica exclusiva de Japón sin causar daños a las embarcaciones y aeronaves niponas que se encontraban en ese lugar.

El Gobierno de Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas nucleares y balísticas en los últimos años lo que han reavivado la tensión en la península coreana. Al respecto, las autoridades norcoreanas argumentan que el fortalecimiento del poderío nuclear y misilístico de su país tiene carácter “disuasivo” y no abandonarán sus programas militares hasta que los aliados del vecino sureño, entre ellos, Washington, no pongan fin a su “hostilidad”.

El pasado viernes, Corea del Norte amenazó a Estados Unidos con reducirlo a cenizas si osa atacar su territorio.